San Cristóbal

Algunos cofrades en la ermita

 

La extraordinaria imagen de San Cristóbal custodiada actualmente en la ermita de Nuestra Señora del Árbol, es famosamente conocida por toda la comarca de las Arribes y la provincia de Salamanca por su gran envergadura.

La escultura mide casi tres metros de altura, sorprendiendo al visitante por sus dimensiones.

Fue tallada sobre un descomunal tronco de nogal negro en 1585 por el escultor italiano Lucas Mitata, autor de otras obras de gran interés tanto dentro de la provincia de Salamanca como fuera de sus fronteras.

 El precio que costó dicha talla fueron 300 ducadospara presidir la ermita adscrita al Santo, ubicada en el teso de “ San Cristóbal” al Noroeste de Guadramiro, el cual ha heredado el nombre de dicha ermita.

 Dicha talla ha tenido siempre una cofradía muy devota.

Según el libro de CASASECA, A. y NIETO, J.R: Libro de los lugares y aldeas del Obispado de Salamanca (1604-1629), se cita la existencia de la ermita de San Cristóbal “muy bien tratada, con su cuerpo de iglesia y capilla, con una famosa imagen de San Cristóbal”.

 La ermita debió de ser construida en los siglos XV-XVI, anteriormente a la imagen del Santo. Se ubicaba en lo que hoy conocemos como Teso de San Cristóbal, junto al déposito de agua.  Esta ermita  despareció posteriormente pasto de las llamas por causa de un fuego.

En los libros de la cofradía aparece reflejado que la imagen se trasladó a la iglesia parroquial de El Salvador, el mes de Agosto de 1748 y posteriormente otros datos de 1866 la sitúan ya en su actual emplazamiento de la ermita de Nuestra Señora del Árbol.

Vista del altar

No ha vuelto a salir de esta ermita desde hace más de siglo y medio, ni siquiera en procesión, ni para ser restaurado en tres ocasiones, la última en el año 2004. Todo ello debido a su gran tamaño y peso, pero sobre todo por el dificultoso manejo que requiere éste “GIGANTE”, como así se considera al mártir.

La imagen empezó ocupando un costado de la ermita, ya que su frontal la ocupaba la imagen de Nuestra Señora del Árbol, pero actualmente ocupa ya la parte frontal.

 Según cuentan impresionaba mucho más en el costado de la ermita que en la frontal. Puesto que en el altar, la ermita es de grandes dimensiones y no contrasta tanto.

A pesar de ello, sigue asombrando tanto, que la imagen es conocida cariñosamente como “El Santo El Coño”, ya que nadie que ha entrado por primera vez en la ermita ha conseguido evitar exclamar con asombro, al comprobar el enorme tamaño de la talla: ¡¡Coño!!

Actualmente unos 40 cofrades se encargan de la limpieza y conservación de la ermita y del Santo, entre otras cosas, pero la devoción a este Santo se remonta siglos atrás, según recogen los viejos estatutos de su cofradía.

Sin Título.

Existen datos de la existencia de la cofradía desde el S.XVI, en los que aparece una Bula Papal, y un libro recoge el reglamento y datos de cuentas hasta nuestros días.

Antiguamente la festividad de San Cristóbal se celebraba en Septiembre, cuando ya se habían terminado las tareas de la siega y cosecha del verano. No era la fiesta más importante ni mucho menos, se trataba de una fiesta casi familiar, restringida al círculo de los cofrades.

Esto nos indica un poco la importancia que hubo de tener el pueblo de Guadramiro en el pasado, puesto que una imagen tan grande, era considerada un Santo menor dentro del Santoral existente. Había multitud de cofradías, y el patrón del pueblo era El Salvador, cuya imagen preside la iglesia central.

Un día un cura viejo, pero bueno, recogió el sentir mayoritario de la gente y decidió que un Santo TAN GRANDE no debía tener un fiesta tan pequeña.

Por otra parte, la vida había evolucionado lo suficiente como para poder robarle un par de días a la siega. Y entre todos, hicimos una fiesta popular y se trasladó al mes de Julio.

Fue un 10 de Julio, allá por el año 1972, cuando la religiosidad mantenida a lo largo de siglos tuvo su recompensa. Tras la inauguración de las obras de la mejora de la ermita y la colocación de la talla en la parte frontal de la ermita, pasando la de Nuestra Señora del Árbol al costado que anteriormente ocupó San Cristóbal.

Mozas del pueblo vestidas de charras en el año 1972

Guadramiro decidió establecer esta festividad como la principal para sus vecinos, celebrándose este día dentro de un gran ambiente ceremonioso.

 

 

Desde entonces  ha atraído cada vez más en aumento habitantes de los pueblos limítrofes y de otros lugares, hasta ser una de las fiestas imprescindible de visitar dentro de la comarca.

 La celebración de las fiestas se traslada al fin de semana más cercano al 10 de Julio.

37219 Guadramiro, Salamanca, España

Salida de misa para la consiguiente bendición de coches.

37219 Guadramiro, Salamanca, España

 

Además de los actos religiosos como la tradicional bendición de coches a la que cada año acuden más y más automóviles, la fiesta del Patrón de los conductores ha ido dando paso a nuevos acontecimientos dirigidos al entretenimiento y diversión de cuantos se acercan a Guadramiro. Las peñas de los más jóvenes, convites, capeas, juegos, verbenas y acontecimientos más tradicionales como folclore y partidos de pelota a mano son algunos de los eventos que se suman a unas fiestas con tanto sabor a tradición.

Convite y bailes charros celebrados en la plaza en San Cristobal.

Verbena el día de San Cristóbal.