PERSONAJES ILUSTRES

 

  •  
  • Fray Antonio de Guadramiro, primer hombre en celebrar una misa en Tierra del Fuego en 1579. No podía ser nada más que de aquí. El representante del Rey de España en Perú, ordenó a Pedro Sarmiento de Gamboa, dominar el " Estrecho de Magallanes", en la Patagonia argentina. Zarpó desde Perú el 11 de octubre de 1579. Llegados al Estrecho el 22 de enero de 1580, el 13 de febrero, Fray Antonio de Guadramiro, vicario de la Armada, que era prácticamente el segundo que más mandaba en la espedición, oficia la primera Santa Misa que se ha oficiado en la Patagonía. De ello fueron testigos otros 43 españoles, negros, mulatos y aborígenes peruanos de servicio.
  •  
  • Fray Esteban de Guadramiro, monje del convento de San Antonio de la Puebla, en Galicia, famoso por mediar en el caso de María de San Antonio, en que ésta se intentó hacer pasar por monje y, tras ser descubierta, gracias a la intervención de Fray Esteban fue enviada al convento de Santa Clara de Pontevedra sin ser castigada por dicho acto.
  •  
  • Fernando de Ormaza, en realidad, llamado Hernando Álvarez de Hormaza Bracamonte Nieto y Sotomayor. Nació en Guadramiro, donde pasó su infancia y parte de su vida. Fue admitido en la Orden de Malta  de 1568, y declarado Caballero de San Juan de Jerusalén. El 1 de abril de 1577 apresaron los turcos la Galera "San Pablo" en la que él iba con otros 290 pasajeros más. La importancia radica en que va a convivir en Argel con el propio Miguel de Cervantes, quien cita el hecho del apresamiento en la obra "Tratos de Argel". Igualmente, nos citará, ya de manera expersa, el literato Tirso Molina, quien nos da perfecta cuenta del hecho y de los nombres. Fue liberado entre septiembre de 1577 y septiembre de 1578.
  • Miguel de Cervantes.
  •  
  • Luis José Díez Nieto de la Peña, (Guadramiro, 1738) Capitán del Regimiento de Milicias de Salamanca.
  •  
  • Juan Maldonado Rodriguez de Ledesma, de Guadramiro, Señor de Moronta y Hormaza, Caballero que sirvió a los Reyes Católicos en la guerra con Portugal y otras.
  •  
  • Juan Antonio de Maldonado, natural de Guadramiro, fallecido en 1677 en torno a los 60 años de edad, Señor de Moronta y Hormaza (al poseer los términos redondos de estos lugares entre otros. Corregidor de Toro y Capitán de la Nobleza de Salamanca en el Reinado de Felipe IV al que sirvió en la frontera con Portugal. Casó con Luisa de Davila y Barrintos (hija del Caballero de Calatrava).
  • Escudo del Linaje Maldonado - Hormaza igual al que presidía el Palacio de Guadramiro.
  •  
  • Gonzalo de Maldonado, natural de Guadramiro, fallecido en 1680. Menino (paje real) de la Reina Madre Doña Mariana de Austria, Caballero de la Orden de Santiago en la que ingresó en 1663. Señor de Moronta, Hormaza.... Casó con Ma Antonia de Porres y Tapia (hija del Señor de Castellanos, don Alonso, Regidor perpetuo de Segovia).
  •  
  • José Manuel Maldonado y Hormaza , hijo de Gonzalo Maldonado, Nació en 1679 y murió en 1740. Regidor de Salamanca. Señor de Castellanos, Moronta, Encinasola, Hormaza... abuelo del primer Marqués de Castellanos (José Vicente Maldonado).
  •  
  • Jose Vicente Maldonado, ( I Marqués de Castellanos y I Vizconde de Hormaza), Vicente Ramón Maldonado ( II Marqués de Castellanos y Vizconde de Hormaza), José María Maldonado ( III Marqués de Castellanos y  Vizconde de Hormaza), y  José Maldonado y Acebes (IV Marqués de Castellanos y Vizconde de Hormaza). Todos estos marqueses, no nacieron en Guadramio, pero son los descendientes de primera linea de los Señores que habitaron en Guadramiro, y de los que procedían todos sus Mayorazgos y herencias, incrementados cada generación por la buena administración, añadidos a las herencias con las que  emparentaban. Continuaron muy vinculados a nuestro pueblo, donde pasaban temporadas en el Palacio, donde tenían su administrador de las tierras y fincas que poseían en Guadramiro y pueblos aldeaños ( toda Encinasola, Moronta, Barceo y Barreras y gran parte de Guadramiro, Villasbuenas, Fuentes de Masueco y Picones. Tenían su residencia habitual en Salamanca, salvo el último (José Maldonado y Acebes) que también vivió en Madrid durante largas temporadas por ser Senador del Reino durante bastante tiempo. También fue Presidente de la Diputación , además de otros cargos importantes. Casó en Madrid pero las Velaciones tuvieron lugar en Guadramiro. De toda esta familia, tan importante en Guadramiro, haremos un estudio más específico más adelante.
  • Escudo de los Marqueses de Castellanos, ya con corona, tras concederle el título.
  •  
 

Vidal González Arenal, gran pintor, considerado el mejor de los pintores salmantinos del siglo XIX, el cual, vivió durante varios periodos de su nómada vida, en nuestro pueblo, Guadramiro. Siempre se le había considerado de Guadramiro hasta encontrar su partida de nacimiento. Sobre él, más detallado, en las pestañas de la izquierda.

  • Cuadro "sesión de ayuntamiento charro" recreado en Guadramiro por Vidal González.
  •  
  • Andrés Calles, maestro de tamborileros, uno de los más ilustres de la provincia de Salamanca, gran amante de su pueblo. Ganó entre otros muchos premios la Encina Charra. Tuvo su merecido homenaje en la villa en vida, figurando una placa en su honor en la fachada del Ayuntamiento.
  •  
  •  
  • José María Casquero Medina, ingresó en la Academía Militar de Zaragoza en 1930. En 1934 es Teniente. Fue Secretario General del Protectorado de España en Marruecos, Jefe del Regimiento de Infantería Inmemorial nº1, cuna del ejército español. Paso por cargos importantísimos del Ejercito español, como Director General de Armamento y Material, Director General de Servicios y Asistencia y Abastecimiento del Ejército, Inspector de Intendencia. Director de la Escuela de Aplicación y tiro del Ejercito. Murio siento Teniente General. Como guadramirense cabe citar que, se le llenaba la boca con una sola palabra: Guadramiro.
  •  
  • Antonio Encinas, gran medico durante muchos años en la localidad, especializado como oftalmólogo, aunque destacaba en todas sus facetas; considerado un todo-terreno y muy querido por todos los guadramirenses. Tuvo su merecido homenaje en la localidad, asignandole su nombre a una de las calles de la localidad.

 

 

 

 

Las más sinceras disculpas si nos hemos olvidado o errado en alguno, pero hemos creido convenientes que estos nombres deberían ser citados en este apartado. Pues todos ellos, han tenido gran relación con nuestro pueblo.