PLAZA MAYOR Y AYUNTAMIENTO

 

                  

Vista de la Plaza Mayor de Guadramiro

 

   La Plaza Mayor de Guadramiro se encuentra situada prácticamente en el centro del pueblo; siendo la más amplia de cuantas existen dentro del casco urbano.

 Al contrario que la mayoría de los pueblos, la plaza de Guadramiro no se asienta junto a la iglesia, sino una calle más abajo al Sur, sobre una explanada bastante llana y amplia.

Es curioso, pues el caserío del pueblo antiguo no se levanta sobre suelo plano, sino generalmente sobre terreno inclinado.

La morfología del terreno en Guadramiro se define claramente por desarrollar una pendiente descendente a partir del punto donde se alza la Torre de la iglesia. Este punto es el más alto, saliendo calles hacia abajo, excepto en la parte Norte, en la cual el terreno se mantiene con una cota similar.

La Plaza es el centro sobre el que gira la vida del pueblo, en la cual se desarrollan la mayoría de los actos sociales; como festejos, reuniones, mercados… y otra gran variedad de actividades. Además, en ella se encuentran algunos de los edificios más representativos, como son el Ayuntamiento y el Consultorio Médico Local.

AYUNTAMIENTO GUADRAMIRO

Vista de la Casa Consitorial de Guadramiro.

 

Pero la Plaza de Guadramiro no destaca por todo esto, sino por la belleza que engloba por sí misma.

No es la plaza de Salamanca o de otra capital con apogeo en el Renacimiento, pero los soportales con columnas le dan una magnífica apariencia, además de las típicas casas con sus antiguos balcones que rodean y dan forma al lugar.

En un principio la plaza no debía estar porticada, sino toda rodeada de casas balconadas de dos plantas de altura, al estilo de los pueblos de la Sierra.

 Esto lo podemos saber hoy en día gracias a las seis ménsulas de piedra que aún afloran bajo los soportales en una de las casas. Además, un antiguo asiento de piedra que hay bajo ellas, está fabricado a partir de una de las piedras base de uno de los balcones.

Vista de las mensulas para balcones aun yacentes.

Siglos atrás decidieron hacer los soportales, seguramente para resguardar a las gentes de las lluvias y del tremendo sol en los veranos. Así ningún acto realizado en la plaza se vería tan  condicionado por las inclemencias atmosféricas.

Cierto cambio aumento el valor de la plaza, dándole un carácter rural muy propio e identificativo que permanece hasta nuestros días.

Cabe señalar la falta de restauración y el olvido a la que se ven sometidas  3 de las casas de la plaza. También fue una pena que se tirara la casa balconada donde se hizo el Consultorio Local, y el Convento de piedra de cantería donde hoy hay un moderno chalet, aun así es una plaza digna de ver y una de las mejores en el Oeste Salmantino.

En ella se ve claramente, por su estructura, que la época de mayor auge de Guadramiro fue el final de la Edad Media, ya que tiene una anchura junto con las calles colindantes, más típica de las estrechas calles medievales que de las anchas avenidas de los siglos posteriores al Renacimiento.

 Aún así, es bastante grande y amplia, ya que la cantidad de población existente en el momento de su construcción requería esas dimensiones. Es de figura casi cuadrilátera pero imperfecta.

 Como análisis de los elementos arquitectónicos predominantes, destaca el empleo de granito, piedra muy abundante en la zona.

Éste se manifiesta en la construcción de las columnas de los soportales, compuestas por capitel, fuste y basa, del orden dórico. También los balcones y ménsulas son de granito. Además, todos los edificios están hechos, prácticamente en su mayoría, por mampuestos de granito, dándole un carácter rural muy típico.

Hace no mucho se adoquinó el suelo del lugar, utilizando un porcentaje amplio de granito; está colocado formando dibujos o formas cuadrangulares, realzando aun más a esta bonita Plaza Mayor salmantina.

A.C.R. y C.J.S.F