MADRINAS 2018

 
 
 

Llegaba el puente del Pilar y con él, la celebración de las fiestas pequeñas de Guadramiro, las Madrinas.

La previsión del tiempo era amenazante,  el huracán Leslie pasaría por España estos días.

Tanto el jueves como viernes llegaban vecinos de Guadramiro que por circunstancias están fuera del pueblo, animando un poco más las calles.

Por la noche, aun con buena temperatura para ser octubre, el músico Marcos subía al escenario de la Plaza Mayor. El último día de San Cristóbal no pudo actuar debido a una tormenta, por lo que hoy lo hacía en recompensa por ese día. La gente se lo pasó muy bien, bailó, cantó y paso un rato agradable.

El bar la Tinaja ponía un toldo a la puerta por si llegaba el huracán. La gente continuó la fiesta en la Tinaja.

Amanecía el sábado aun con buen tiempo, pero por la noche la tempestad se hizo una realidad. Al mal tiempo pusimos buena cara, pues en el bar se celebró una disco-móvil con gogos para el disfrute del personal.

El domingo despertaba sin saber qué hacer. Tan pronto salía el sol, se nublaba, como caían unas gotas… como hacía aire o frio.

También comenzaba la misa en la iglesia parroquial.

Se ultimaban detalles en la plaza para el certamen, mientras comenzaban también los preparativos para la paella.

Llegaban los tamborileros a Guadramiro, bajo las dudas que ofrecía el cielo. Comenzaba el pasacalle al son de gaita y tamboril.

Ya de nuevo en la plaza comenzaba el I Certamen de Tamborileros “Andrés Calles”, en memoria del gran tamborilero de Guadramiro.

Albert, Diego Ramos, Sara y Diego Rengel, organizadores, daban la bienvenida al público “muerto de frio”.

Silvia, la Concejala presentaba. Primero subían al escenario los componentes de la Escuela de tamboril de Bustos, a continuación Diego y después Albert. Le siguieron José Benito de Peñaparda, Agustín del Cabaco y Bustos. Más tarde Faustino de Doñinos, Mario de Pereña, el Mariquelo y cerraba, ¡cómo no!, el gran Arcadio.

Andrés Calles, donde quiera que esté, seguramente estará orgulloso de esta reunión. De disfrutar de lo que más amaba, de que siga sonando el tamboril en la plaza donde tantas y tantas veces tocó, de que siga sonando la flauta en Guadramiro y de que sigan pasando grandes tamborileros y folcloristas  por esta vieja villa, con tanta tradición en el folclore.

Hubo diversas parejas de baile. El temporal claramente resto afluencia, pues la gente no sabía dónde refugiarse del aire y del frio.

Cerraba Juan con la canción; “la torre de mi pueblo”, dedicada a nuestra bonita fortaleza.

Finalmente se entregaban unos diplomas y un detalle a los folcloristas.

Después de tanto tamboril, llegaba la hora de comer; la paella estaba ya lista gracias a la peña “la Panera” y diversos colaboradores.

La gente se trasladaba a los merenderos de “Peña Carretera” donde estaba situada la carpa municipal.

Allí el miedo al huracán disminuía. La gente, unas 300, en armonía disfrutaba de una excelente organización y comida, digna de alabar. Guadramiro cuando quiere se une, colabora, disfruta y funciona como ningún otro pueblo. Así debe ser.

Después del café repicaban las campanas de la torre. Era la hora del Rosario. Salía la virgen a conocer el nuevo árbol, el sauce llorón, pero sin tiempo para saludarlo volvió a entrar. Otro año será. El párroco mirando al cielo no vio oportuno la procesión por la calle, por lo que el rosario se celebró en el interior de la amplia iglesia de “El Salvador”.

A continuación, en ausencia de madrinas, puso la ROSCA el ayuntamiento, que tras la rifa se la llevaba Ángel Rufino “el Mariquelo”.

A las puertas de la iglesia, como es costumbre, se bailó charro. Con mucho frio, poco a poco la gente se fue recogiendo.

Desde aquí agradecer a todos los que han hecho posibles estas fiestas, al Ayuntamiento, al bar, a la Panera, a los folcloristas y a los diversos colaboradores que han echado una mano en todo lo que han podido: montaje de carpa, promoción, pago de carteles, escenario, movimiento de carros, paellera, sillas, mesas, fotográfos, reporteros… GRACIAS.

También hacer mención al excelente periodico, SALAMANCA RTV AL DÍA, por su particular seguimiento y atención.

Si tenéis fotos y queréis publicarlas, ya sabéis; mandarlas al correo: laantanica@gmail.com o al Facebook: "villa de Guadramiro".

Hasta pronto.

¡Viva Guadramiro!