FIESTAS 2019

PREGÓN DE FIESTAS

 

Permitirme antes de empezar, agradecer al Sr. ALCALDE y CONCEJALES de GUADRAMIRO su invitación a dar este Pregón.

        Quiero también saludar a todas las AUTORIDADES aquí presentes, como a cada uno de VOSOTROS, que nos honráis con vuestra presencia.

        Para mí, es un verdadero honor, el poder ser Pregonero de estas Fiestas 2019 en el pueblo de GUADRAMIRO.

        Aunque no nací aquí, lo tengo como mío, por un amplio abanico de circunstancias, que me han hecho querer tanto a este entrañable pueblo de nuestra bonita provincia de Salamanca.

        La primera vez que vine, fue invitado por mi suegro, por todos conocido como PEPE LA JUANA, a unas fiestas como estas, allá por el año 1971. Fui acogido muy bien, además participé en este mismo lugar junto al equipo de músicos de entonces, cantando la canción de ÁGATA. Y os puedo asegurar, que desde ese mismo momento, ya quedé de alguna forma enganchado a este pueblo y a su gente.

        Pero fue el mismo Sr. PEPE el que, a través de un encargo, hizo que conociera a ROSARIO, su hija, con la que comenzamos nuestra relación hasta la actualidad. Tenemos dos hijos, IVÁN y NOELIA, y estos a su vez nos han dado cuatro Nietos, ÁLVARO, JORGE, MIRIAM y ENZO. Gracias ANTONIA y PEPE por esta fuente de vida que nos habéis dado.

        Además, muchas personas que nos han dejado han influenciado en que yo quiera tanto a este pueblo. Entre ellas quisiera destacar a Tío GERMÁN, que con sus poesías y cariño a todo lo que tocaba, te hacía vivir y disfrutar de lo grande que es admirar la naturaleza. Pero no solo admirarla, si no también, el aprender a contemplarla y aprender de ella. Como mimaba las plantas, como mimaba a los animales hasta hablando con ellos, acariciándolos y cuidándolos de tal modo, que hasta las mismas vacas o becerros permitían que nuestros hijos se subieran encima de ellos sin hacer el más mínimo aspaviento.

        También quiero hacer mención al Sr. ANDRÉS CALLES, tamborilero que, con su entrega, constancia y profesionalidad a través de su gaita y tamboril, nos hacía vibrar y pasar ratos excepcionales con folclore impregnado de alegría. ¡Qué piezas tan bonitas y qué bien lo hacían las parejas que bailaban! (Recordadas todas ellas con enorme cariño).

        Son muchos los VALORES y DESARROLLO PERSONAL el que yo he podido vivir en GUADRAMIRO. Empezando, como no podía ser de otra forma, por nuestro queridísimo SAN CRISTOBAL. ¡Qué acierto tan grande tuvieron los que nos han precedido al elegir a esta persona como nuestro Patrón! Alto en estatura, con poderes muy importantes que protegen a los conductores, y como nosotros a través de su Himno le hacemos peticiones de protección para nuestro pueblo y en nombre del mismo, para el mundo entero.

¡Qué bonita expresión! Para este Santo tan alto y grande, servidor en especial de los más débiles. Ojalá, él nos inunde de espíritu cordial y fraterno, de manera que nos permita divertirnos al máximo a lo largo de estos días.

        Aunque de los valores y recuerdos de aquellos primeros años de vivencias en Guadramiro, me queda el recuerdo y la añoranza de lo bonito que era ir con el cántaro a buscar agua a alguna de sus fuentes o caños, ¿Cómo están estos ahora? ¿Están tristes? ¿Volverán aquellos bonitos tiempos y se les dará la importancia que tienen? A mí personalmente, me encanta pensar que sí.

        Hoy estamos dotados de acometidas de agua, servicios y desagües, la concentración parcelaria (tan importante para el desarrollo del pueblo y a su vez qué largos paseos podemos dar por sus caminos sin peligro alguno). En su día las calles y plazas, eran de tierra, como máximo hechas con rollos, hoy en día adoquinadas, hormigonadas o asfaltadas. Igual que la zona deportiva, por ejemplo. Todo ello conseguido gracias al buen hacer de nuestros representantes, Alcaldes, Concejales y distinta gente que con su trabajo y buen hacer han contribuido de una manera u otra a este desarrollo que comento. ¡Gracias a todos ellos!

 

 

Por supuesto, también a los AGRICULTORES y GANADEROS, ante ellos me quito el sombrero. ¡Cuánto bueno hacéis y que poco valorado es vuestro trabajo! Especialmente todos los que habéis decidido seguir en el pueblo a pesar de su despoblación, ¡mil gracias!

        Cuando uno empatiza con el amor a un pueblo, este te engancha, ¡SAN CRISTOBAL y GUADRAMIRO enganchan! Como lo hacen estos días y estas fiestas, empezando por sus orquestas, especialmente nuestra querida KRONOS que lleva años y años viniendo a amenizarnos la noche del Sábado, calidad de calidades. Un cariñoso recuerdo para el gran profesional que desgraciadamente nos dejó, PACO, con tu comicidad, arte y saber hacer, qué buenos ratos nos hiciste pasar.

        Nuestra poetisa, PEPITA CALLES, describe de una manera extraordinaria a nuestro querido GUADRAMIRO a través de su poema “NO SÉ QUÉ TIENE MI PUEBLO”. De el mismo, yo me quedo con estas frases..

“Yo me siento muy feliz con solo pisar su suelo,

con meterme entre la gente y mirar de noche al cielo”.

“Es una fuente de vida donde preciso beber,

apenas haber marchado ya estoy pensando volver”.

       

 

Y entre el potencial de caños y fuentes que poseemos, bajo mi punto de vista, hay una que es de admirar. No es otra que “La Fuente de Córdoba”, manantial constante de agua gratis, qué bonita expresión GRATIS, para todo aquel que la quiera beber. Con la calidad de sus aguas, otros ya la tendrían canalizada o comercializada. Pero aquí no, somo generosos y la damos para todo aquel que la quiera beber.

        En el término municipal tenemos nombres de peñas curiosas, como por ejemplo EL BARREÑÓN, EL CARRO o LA CABEZA DE DON GARCÍA. O aquí mismo a nuestras espaldas, LAS PEÑAS, testigo directo de tantas y tantas prendas hechas añicos al tirarse jugando por su “resbalina”.

        Pero si hablamos de nombres de Peñas, no podemos dejar pasar todas esas que dan carácter a nuestras fiestas.., LA PERLA NEGRA, SAN CRISTOBAL, LA PANERA, LOS DE LA TORRE, EL LIMITE y SIN FRONTERAS. Espero no haberme dejado ninguna en el tintero, si es así, mil disculpas.

        Igualmente quiero hacer mención a la ASOCIACIÓN CULTURAL LA ANTANICA, por supuesto a la COFRADÍA DE SAN CRISTOBAL (creada en el Siglo XVI), a la SOCIEDAD DE CAZADORES, a nuestros tamborileros locales ALBERT y DIEGO.

        A todos gracias y ánimos para seguir, por lo que aportáis a Guadramiro en el día a día, cada uno desde la parcela que ocupa. Especialmente a los que con su buen hacer y esfuerzo, han participado activamente para conseguir que la joya que tenemos ahí enfrente, “LA TORRE DE MI PUEBLO, NO LA PUEDO OLVIDAR”, efectivamente no sea olvidada y se haya restaurado y se siga restaurando de una forma digna de admirar. Igualmente, las mejoras que se han hecho en la Ermita de San Cristóbal, de tal manera que el patrimonio más valioso que tenemos pueda seguir luciendo en su máximo esplendor.

Desde aquí os invito a todos a que sigamos mejorando nuestro pueblo, cada uno lo que pueda y dentro de sus posibilidades.

Y vosotros, jóvenes y niños (que también los hay), sois la belleza y la continuidad de este querido pueblo. Sois al igual que el árbol, la parte final del mismo, los tallos, flores y frutos. Sustentado eso sí, por las ramas, tronco y raíces, no lo olvidéis nunca y cuidarlo mucho y con cariño. ¡ADELANTE SIEMPRE!

¡Ah! Y los que tengáis que conducir ya sabéis, “al volante saber estar, que lo más importante es siempre llegar”.

Ya termino:

MUCHAS GRACIAS POR INVITARME.

MUCHAS GRACIAS POR ESCUCHARME.

Y de parte de BERNA, el Sr. ALCALDE DE GUADRAMIRO, doy por inauguradas las Fiestas de San Cristóbal 2019.

¡¡¡VIVA SAN CRISTOBAL!!!

¡¡¡VIVA GUADRAMIRO!!!

JUAN BORREGO BENITO